Con la llegada de Juan Ignacio Tapia Macaya, kinesiólogo de la Universidad San Sebastián, el Hospital Clínico del Sur se complace en informar que ha incorporado una nueva especialidad: kinesiología respiratoria.

En época de invierno y bajas temperaturas, suele ser común ver a muchos niños y adultos con problemas respiratorios que requieren no sólo de la opinión de un broncopulmonar o un médico general, sino que también de la intervención de un kinesiólogo. “El conducto normal es que tras un diagnóstico los pacientes sean derivados para que mediante la aplicación de técnicas kinésicas avanzadas logremos que eliminen las secreciones que no les permiten respirar correctamente y de esta forma despejemos las vías aéreas”, señaló el kinesiólogo Juan Ignacio Tapia.

No sólo se trata de técnicas que permiten la mejoría en el estado de salud de niños y adultos, también representa un cambio en el estadio de ánimo de los pacientes una vez que superan sus complicaciones. “A través de estas técnicas la idea es revertir el cuadro general que significa estar obstruido”, cerró el kinesiólogo del Hospital Clínico del Sur.