wses226267El sol es una fuente de luz visible, pero además emite radiaciones que escapan a nuestra percepción visual. Dentro de estas radiaciones se encuentran la Radiación Ultravioleta (RUV) A y B. Básicamente, la RUV A es la encargada del bronceado inmediato y que a largo plazo da cuenta de signos de envejecimiento cutáneo como arrugas El sol es una fuente de luz visible, pero además emite radiaciones que escapan a nuestra percepción visual.

El dermatólogo del Hospital Clínico del Sur, Pedro Clavería, explica que dentro de estas radiaciones se encuentran la Radiación Ultravioleta (RUV) A y B. Básicamente, la RUV A es la encargada del bronceado inmediato y que a largo plazo da cuenta de signos de envejecimiento cutáneo como arrugas, manchas en la piel y Cáncer a la piel. El sol es una fuente de luz visible, pero además emite radiaciones que escapan a nuestra percepción visual.

Dentro de estas radiaciones se encuentran la Radiación Ultravioleta (RUV) A y B. Básicamente, la RUV A es la encargada del bronceado inmediato y que a largo plazo da cuenta de signos de envejecimiento cutáneo como arrugas, manchas en la piel y Cáncer a la piel., manchas en la piel y Cáncer a la piel.

“La RUV B, por otro lado, es la que origina las quemaduras solares agudas, en forma de lesiones rojas, dolorosas y que pueden presentar ampollas. En forma crónica, este tipo de radiación solar es la que determina la aparición de Cáncer a la piel con mayor proporción. Por estos argumentos, resulta imprescindible protegernos de las radiaciones ultravioleta A y B, que no son visibles al ojo humano”, expresa la especialista.

  • ¿Qué significa la numeración?

Los fotoprotectores solares traen en su etiqueta un número que acompaña a la sigla SPF, que significa Factor de Protección Solar. Este número se refiere a la cantidad de protección solar frente a la radiación ultravioleta B.

En términos simples, se trata de una proporción respecto al tiempo de enrojecimiento de una piel protegida versus una piel no protegida. Por ejemplo, si un producto indica un SPF 30, significa que el tiempo requerido para lograr un enrojecimiento visible de la piel será de 30 veces mayor que si no usáramos ningún producto sobre la piel.

Un aspecto muy importante es que todo fotoprotector va perdiendo efectividad posterior a su aplicación en la piel, por lo tanto, se sugiere siempre repetir su aplicación cada 3 horas y más frecuente si el paciente está sometido a ambientes húmedos, sudoración o inmerso en agua.

  • ¿Cuáles es el horario de alto riesgo?

El horario que presenta la mayor cantidad de Radiación Ultravioleta va desde las 10 a las 16 horas. Durante este período, la posibilidad de una quemadura solar es alta, así como el efecto cancerígeno acumulable en el tiempo es mayor.

Un esquema recomendable de fotoprotección es la aplicación del producto cada 3 horas: a las 09, a las 12 y a las 15 horas del día, además de evitar la exposición directa al sol.

  • ¿Es efectiva la ropa con protector solar?

Toda ropa que sea gruesa en su trama es capaz de filtrar gran parte de la Radiación Ultravioleta. Se sugiere siempre usar ropa de manga larga y idealmente un sombrero de ala ancha además del fotoprotector en el horario ya comentado. Existen productos comerciales que pueden ser agregados durante el lavado a la ropa para agregar un factor de protector solar, sin embargo, el solo uso de ropa protectora ya es una estrategia efectiva de fotoprotección.

  • ¿Ha  aumentando el porcentaje de Cáncer a la piel en Chile? ¿Por qué?

El porcentaje de Cáncer a la piel tiende al aumento en Chile y en el resto del mundo. Esto se explica por varias razones; la mayor expectativa de vida determina que se expresen tumores a la piel en edades avanzadas, producto de la gran cantidad de radiación UV acumulada. Por otra parte, el diagnóstico de Cáncer de piel tiende a ser más precoz, detectando un mayor número de tumores.

El pronóstico de un Cáncer a la piel está en directa relación con la precocidad de su diagnóstico. Se sugiere una evaluación dermatológica al menos una vez al año y frente a la aparición de cualquier lesión en la piel, sobre todo si ésta aparece después los 30 años.

  • ¿Qué alimentos ayudan a prevenir el Cáncer a la piel?

Esta es una materia aún en desarrollo. Algunos alimentos han demostrado capacidades antioxidantes que atenuarían los efectos dañinos del sol, en términos de generar quemaduras o cánceres a la piel. Varios estudios se han publicado respecto a alimentos y fotoprotección, existiendo evidencia para el uso del té verde, extractos de hierbas como Polypodium Leucotomos y betacarotenos contenidos en verduras y frutas. Sin embargo, estos alimentos tiene un rol demostrado principalmente a nivel de fotoenvejecimiento, pero su rol para prevenir un Cáncer de piel aún no está demostrado.