El Cáncer de Mamas tiene un origen multifactorial. “Existen diversos factores de riesgo para la génesis de la enfermedad”, así lo afirma el mastólogo del Hospital Clínico del Sur, Roberto Candia:

  • La edad es un factor que aumenta el riesgo en forma directamente proporcional. En mujeres jóvenes, es menos frecuente, pero con un pronóstico en general más agresivo
  • Antecedentes familiares y genética:  Tener madre, hija o hermana con Cáncer de Mamas aporta más riesgo. Existen genes ligados al desarrollo de esta enfermedad,         los que se pueden medir en casos seleccionados, pero afortunadamente esta condición se da en un porcentaje bajo de los casos, cercano al 5-8 %.
  • Menarquia precoz o llegada de la menstruación a edad temprana, menopausia tardía o  termino tardío de estas, uso de anticonceptivos orales o cualquier otro método hormonal ( parches o inyectables ), uso de terapia hormonal de reemplazo en mujeres postmenopáusicas. Estos factores prolongan la exposición a estrógenos y podrían estimular el desarrollo de los cánceres sensibles a estos.
  • Otros factores como la condición  de mama densa, resistencia a la insulina y la obesidad también están asociados. Asimismo, las condiciones que exponen a las mujeres a radiación ionizante en la infancia , lo que puede ” inducir  ” la génesis de Cáncer de Mama en la adultez.

El riesgo de padecer un Cáncer de Mamas , por lo general esta asociado a los factores de riesgo antes mencionado, es decir que encontramos más de uno de estos factores, en mujeres que lo padecen. Pero también existen mujeres con Cáncer de Mamás con pocos factores de riesgo asociados.

Para detectar a tiempo esta enfermedad, el especialista asevera que “se puede realizar un análisis de  estos factores de riesgo con modelos de análisis como el de Gail u otros como los test genéticos .Lo importante es hacer el análisis en forma personalizada, determinando el riesgo particular y diseñando de acuerdo a esto una pauta de control a seguir”.