Los efectos que nos puede traer el consumir en exceso alcohol en muchos casos pueden ser irreparables, ya que este se procesa en el hígado y a largo plazo puede provocar diversas enfermedades hepáticas. La nutricionista del Centro Médico del Hospital Clínico del Sur, Soraya Sepúlveda, explica que el exceso del consumo del alcohol aumenta los triglicéridos favoreciendo el riesgo de padecer enfermedades cardiacas. Asimismo, el alcohol contiene “calorías vacías”  las que permiten a corto plazo a acumular grasa abdominal”.