Los ataques al corazón y los accidentes vasculares cerebrales (AVC) suelen ser fenómenos agudos que se deben sobre todo a obstrucciones que impiden que la sangre fluya hacia el corazón o el cerebro. La causa más frecuente es la formación de depósitos de grasa en las paredes de los vasos sanguíneos que irrigan el corazón o el cerebro. Los AVC también pueden deberse a hemorragias de los vasos cerebrales o coágulos de sangre.

Las enfermedades cardiovasculares (ECV), es decir, del corazón y de los vasos sanguíneos, son:

  • La Cardiopatía Coronaria – enfermedad de los vasos sanguíneos que irrigan el músculo cardiaco (Miocardio).
  • Las enfermedades Cerebrovasculares – enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan el cerebro.
  • Las Arteriopatías Periféricas – enfermedades de los vasos sanguíneos que irrigan los miembros superiores e inferiores.
  • La Cardiopatía Reumática – lesiones del miocardio y de las válvulas cardíacas debidas a la fiebre reumática, una enfermedad causada por bacterias denominadas estreptococos.
  • Las Cardiopatías Congénitas – malformaciones del corazón presentes desde el nacimiento.
  • Las Trombosis Venosas Profundas y Embolias Pulmonares – coágulos de sangre (trombos) en las venas de las piernas, que pueden desprenderse (émbolos) y alojarse en los vasos del corazón y los pulmones.
  •  

Para más información o toma de hora llamar al 2127900

Fuente: OMS